Lauber Consultores y Asesores es un grupo de asesores que desde 2015 da servicio de asesoramiento, consultoría y tramitación en Alcalá de Henares y toda la zona del Corredor del Henares para grandes y medianas empresas, pymes o autónomos.

El Gobierno quiere ampliar las ayudas directas pero sólo a los autónomos con deudas pendientes hasta septiembre

Ante la debacle de las ayudas directas, el Gobierno ha anunciado que incluirá algunas «modificaciones» para que los autónomos con deudas pendientes hasta el 30 de septiembre también puedan acceder a ellas. ATA asegura que los cambios siguen dejando fuera a buena parte del colectivo que no tiene gastos que presentar. 

El Gobierno está preparando «algunas modificaciones» para incluir en el Real Decreto-Ley 5/2021 que establece los requisitos para acceder a las famosas ayudas directas. Siete meses después de la entrada en vigor de esta Ley, las comunidades autónomas, que son las encargadas de gestionar estos 7.000 millones de euros, no habrían asignado ni si quiera la mitad de los fondos que deberían haberse destinado a los autónomos y negocios más afectados por la crisis, a pesar de que algunas como Andalucía han llegado a prorrogar hasta cuatro veces sus convocatorias. 

El Gobierno quiere, por un lado, «permitir que se puedan ampliar estas órdenes» y dejar más tiempo abiertas las convocatorias. Por otro lado, se incluirán «modificaciones» en el requisito que más exclusiones habría provocado, que es la condición de tener deudas pendientes para cobrar las subvenciones. «Hemos incluido que las facturas pendientes -y subvencionables-, que antes eran hasta el 31 de mayo, ahora sean hasta el 30 de septiembre«, explicó la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, en la comparecencia posterior al Consejo de Ministros. 

A pesar de los cambios, según el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, se seguirá dejando «de lado a los autónomos», porque el problema de acceso a las ayudas no es sólo el plazo hasta el que las deudas son consideradas subvencionables, sino que «miles de autónomos que han tenido pérdidas del 80%» no tienen gastos que presentar, como pueden ser los fisioterapeutas, guías turísticos o fotógrafos. ATA y varios sectores pedían la eliminación de este requisito, y no que se ampliara su plazo.

Por otro lado, se prevé una modificación en el Real Decreto para incluir las «pérdidas contables» como concepto subvencionable, añadió la portavoz del Gobierno. Cuestión que, para ATA, tampoco solucionaría el problema de acceso a las ayudas, ya que estas pérdidas contables no las podrían presentar los autónomos en módulos ni en estimación directa, que no tienen obligación de tener contabilidad.

Se amplían las ayudas pero sólo a autónomos con deudas pendientes hasta septiembre 

A expensas de ver cómo se articulan estas «modificaciones» y «aclaraciones» que prepara el Gobierno, diferentes expertos económicos aseguraron a este diario que el cambio que más parece que podría afectar a una parte del colectivo que haya acumulado deudas durante el verano o este mismo mes, es el de ampliar cuatro meses más, del 31 de mayo hasta el 30 de septiembre, el periodo en el que las facturas pendientes serían subvencionables. 

Previsiblemente, si se redactara e interpretara esta nueva condición como se ha hecho hasta ahora, los autónomos con cualquier factura -de alquiler, suministros o proveedores-, nóminas u otras deudas generadas en su negocio que estuvieran sin pagar a 30 de septiembre, podrían presentar esas facturas y cobrar el importe correspondiente en ayudas directas, en función de su caída de facturación y por el importe de estas deudas.

Concretamente, hasta ahora, la ley decía que «las ayudas directas recibidas por los autónomos y empresas considerados elegibles tendrán carácter finalista y deberán aplicarse a la satisfacción de la deuda y pagos a proveedores y otros acreedores, financieros y no financieros, así como los costes fijos incurridos, siempre y cuando éstos se hayan devengado entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021″ 

Esto significaría que un autónomo al que le corresponderían 8.000 euros por su volumen de caída de facturación superior al 30% en 2020 respecto a 2019, podría cobrar de esos 8.000 euros el importe que tenga pendiente de pago a 30 de septiembre.  

Ahora bien, respecto a las pérdidas contables, los expertos advierten de lo complicado que podría resultar para las autonomías calcular el umbral de pérdidas -rendimientos netos negativos- que le corresponde a cada solicitante. Y, aunque se simplificara el proceso, «seguiría habiendo muchos autónomos excluidos de esta condición, porque un trabajador por cuenta propia en módulos -fotógrafos, pequeños comerciantes o taxistas-, no tiene obligación de tener una contabilidad y, por tanto, no puede acreditar pérdidas contables», explicó José Carlos Piñero, director del Área Jurídica de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos. 

La modificación seguirá «dejando de lado a miles de autónomos»

De hecho, desde ATA advierten que, aunque se haya ampliado el plazo, la reivindicación de trasfondo – de que no sólo se permita pagar deudas pendientes con estas ayudas, si no también los gastos ya abonados, no se ha tenido en cuenta. Los autónomos van a tener que seguir justificando deudas y facturas pendientes para acceder a las ayudas por lo que «el fracaso continuará. Decenas de miles de autónomos quedarán fuera de las ayudas directas aun perdiendo el 80% de su facturación ¿Qué gastos va a justificar un guía turístico, un fotógrafo, un fisioterapeuta, un profesor, un periodista o un traductor? Se quedarán sin ayudas directas», advirtió a través de sus redes sociales el presidente de ATA, Lorenzo Amor. 

Según Amor, el problema de base de estas modificaciones y de la dirección que han llevado estas ayudas directas desde el principio es que no contemplan «la heterogeneidad de nuestro tejido empresarial. Este cambio que introduce el Gobierno permitirá acceder a empresas, pero sigue dejando de lado a los autónomos»,

Y no es porque no se pueda modificar el requisito de las deudas pendientes, «ya que no sería la primera ayuda que se articulara de esta forma. Hay decenas de subvenciones autonómicas que van destinadas, por ejemplo, a cubrir el pago del alquiler, y a las que pueden acceder también los que ya han abonado este pago, con tan sólo acreditar que lo han pagado, no que lo deben. La modificación sigue haciendo un agravio comparativo con los cumplidores, con los que tienen sus pagos al día», explicó José Carlos Piñero, Director del Área Jurídica de ATA. . 

ATA pidió en abril que la ayuda se pudiera gastar en lo que necesite el autónomo para que sean verdaderamente «directas»

ATA ya propuso en abril diez enmiendas para mejorar el decreto de ayudas directas y que verdaderamente pudieran llegar a todos los autónomos que se han visto afectados por la crisis. Una de ellas era precisamente la condición de tener deudas pendientes que ahora el Gobierno pretende «aclarar».

La organización pedía que las ayudas se configuraran como verdaderamente directas y «que se concedieran por la mera concurrencia en el beneficiario de una situación concreta (en este caso la reducción en más del 30% del Volumen Anual de Operaciones o Importe Neto de la Cifra de Negocios), y no bajo la exigencia de hacer algo (satisfacer la deuda)». Es decir, se debería » conceder la ayuda por ser empresario y padecer la crisis, no para hacer algo en concreto», según recogía el documento de la Federación.

En el caso de que no se admitiera esta enmienda y con «con carácter absolutamente subsidiario» -si se mantuviera el requisito de justificar el objetivo de la ayuda y se debiera utilizar para el pago exclusivo de deuda- ATA pidió que se admitiera que la ayuda se destine también al pago de facturas ya pagadas. De lo contrario, «se castiga al autónomo que ha realizado el esfuerzo de atender sus compromisos frente a proveedores, y se premia al que no se ha descapitalizado y ha generado deuda», según apunta el documento.

A día de hoy, y de nuevo a expensas de la  aclaración que pretende hacer el Gobierno, no se ha dado muestras de ir a modificar esta condición en ninguno de los dos sentidos.

Fuente: https://www.autonomosyemprendedor.es/articulo/actualidad/gobierno-anuncia-aclaracion-ayudas-directas-que-puedan-cobrar-todos-autonomos-que-tuvieron-perdidas/20210914155334025106.html

 

Los autónomos proponen sustituir la tarifa plana por una ayuda de hasta 9.600 euros

La organización de autónomos UPTA propuso este miércoles una alternativa al «desastre» que ha supuesto la tarifa plana de los autónomos, pues apenas el 17% de sus beneficiarios ha logrado mantener su negocio tras el segundo año de vida. «Es necesario un giro de 180 grados en cuanto a las medidas de apoyo al emprendimiento por cuenta propia. Lo más importante es desarrollar una transformación del trabajo autónomo y que este se base en la intención efectiva por parte del emprendedor de iniciar una actividad económica», defiende la organización.

El modelo diseñado por la organización prima, por encima de todo, proyectos económicos «viables», que acrediten la inversión necesaria para un correcto desarrollo del negocio, y que, además, sirva para cubrir parte de la cuota a la Seguridad Social. En relación con el modelo actual no variaría la prestación que recibe el trabajador por cuenta propia que quiera montar un negocio pero sí el proceso de solicitud y concesión de la misma en base a una justificación concreta de la actividad a desarrollar.

La propuesta de UPTA parte de la base de que al menos un 50% de la ayuda esté dedicada a estas dos premisas, al objeto de garantizar que detrás de cada beneficiario se encuentra un proyecto de negocio real y no «aventuras abocadas al fracaso». Además, defiende la organización, su modelo contribuye a combatir la figura del falso autónomo que surgió con la entrada en vigor de la tarifa plana.

Proliferación del falso autónomo

Apuntan desde la organización representante del colectivo de autónomos que, más allá, este modelo de tarifa plana ha sido el refugio para todas estas actividades de trabajo autónomo fraudulento, como lo ocurrido recientemente con los rider de las plataformas de reparto. Además, existe una suerte de percepción de refugio en el régimen de autónomos para miles de parados de la crisis que deciden emprender un negocio ante las bajo riesgo económico que supone emprender con esta tarifa plana, lo que ha provocado un trasvase del desempleo al Reta en el último año y medio.

Las cuantías que propone UPTA para su modelo van desde los 4.050 euros hasta los 9.600 euros, en función de las particularidades del beneficiario, las mismas con las que se está bonificando a los trabajadores por cuenta propia que se benefician de la tarifa plana. La propuesta, tal y como confirman a elEconomista fuentes de la organización ha sido trasladada al Ministerio de Trabajo y Economía Social para que sea tramitada como parte de la reforma de las políticas activas de empleo.

Fuente: Gonzalo Velarde

https://www.eleconomista.es/economia/noticias/11384523/09/21/Los-autonomos-proponen-sustituir-la-tarifa-plana-por-una-ayuda-de-hasta-9600-euros.html

Estas serán las nuevas cuotas de los autónomos a la Seguridad Social cuando suba el SMI

  • El aumento se congeló en enero como medida de apoyo por la pandemia
  • Subirán las cuotas por contingencias profesionales y cese de actividad
  • La cuota total de autónomos será del 30,6%, frente al 30,3% actual

La subida del Salario Mínimo Interprofesional será «inmediata», según ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El aumento del SMI, que puede ser de 15 euros para 2021 y tener validez en septiembre u octubre, tiene una consecuencia directa para los autónomos: provocará una subida en sus cuotas a la Seguridad Social.

En realidad, se trata de una subida que se había postergado a principios de año. Los Presupuestos Generales de 2021 ya contemplaban un aumento en las cuotas de los autónomos que, debido a la pandemia, primero se congeló hasta mayo de 2021 y posteriormente de forma indefinida a través del Real Decreto-ley 2/2021, de 26 de enero.

En su disposición transitoria cuarta, el documento explica que «mientras no se lleve a cabo la subida del salario mínimo interprofesional para el año 2021 no será de aplicación» la subida en las cuotas que había previsto el Real Decreto-ley 28/2018, de 28 de diciembre.

En este documento aparecen las subidas de las cuotas que afectarán a los autónomos si finalmente sube el Salario Mínimo Interprofesional. Este aumento afecta a la parte de la cuota por contingencias profesionales, que pasa de un 1,1 a un 1,3%, y a la parte de la cuota por cese de actividad, que sube de un 0,8 a un 0,9%.

Estos dos aumentos dejarán la cuota total de autónomos en un 30,6% frente al 30,3% actual que los trabajadores por cuenta propia han de abonar a la Seguridad Social. Las cuotas por contingencias comunes y por formación profesional se mantienen en un 28,3% y un 0,1%, respectivamente.

¿Cuántos euros subirá la cuota de autónomos?

Los autónomos notarán en el pago de cada mes el impacto de esta subida. Todo, como siempre, dependerá de la base de cotización que tengan:

-Para un autónomo con la base mínima (944,40 euros mensuales), el aumento en sus cuotas será de unos tres euros, pasando la cuota de 286 a 289 euros al mes.

-Para un autónomo con la base máxima (4.070,10 euros mensuales), la subida en su cuota será de unos 12 euros, pasando de 1.233 a 1.245 euros.

Esas son las subidas para las bases que hacen de tope, pero en el caso, por ejemplo, de un autónomo que tenga una base de cotización de 2.000 euros, el aumento será de unos seis euros, pasando su cuota de 606 a 612 euros mensuales.

Fuente: https://www.eleconomista.es/economia/noticias/11375549/09/21/Estas-seran-las-nuevas-cuotas-de-los-autonomos-a-la-Seguridad-Social-cuando-suba-el-SMI.html


Los autónomos apremian a Economía para ‘liberar’ 5.000 millones de ayudas directas aún sin conceder

Las pymes y autónomos buscan la forma de mejorar las condiciones de acceso al fondo de ayudas directas activado por el Gobierno hace ya cuatro meses y del que el 60%, casi 5.000 millones de euros, sigue sin concederse debido a los estrictos requisitos impuestos por el Ministerio de Economía para el reparto de estas ayudas. Según fuentes involucradas en la negociación para dar salida a este paquete de financiación, septiembre se presenta como el mes clave para la resolver el bloqueo ya que en muchos casos ya habrá finalizado la primera convocatoria de solicitud y se podrá apreciar la coyuntura del colectivo tras el paso de verano, cuando volverán a reducirse los niveles de actividad por el repliegue del turismo y la demanda de servicios.

De momento, de cara a ese próximo mes crucial para los autónomos y pymes, y principalmente en los sectores sujetos a la actividad turística, la ministra de Economía, Nadia Calviño, cuenta con al menos dos propuestas por parte del colectivo para facilitar la concesión de las ayudas. Por un lado, está la posibilidad de que puedan ser usados para liquidar las deudas tributarias y los aplazamientos solicitados por pymes y autónomos tanto a la Seguridad Social como a la Agencia Tributaria; y por otro, también se medita la opción de extender la ayuda para devolver aquellos préstamos extrabancarios solicitados por los trabajadores por cuenta propia para sostener sus negocios, con fecha previa a la aprobación en mayo del fondo de rescate, y que han soportado los familiares y amigos de los afectados, principalmente.

Ahora, si bien desde el Gobierno no han confirman al este medio que se actúe por alguna de estas vías, sí que fuentes cercanas al Ministerio apuntan la posibilidad de que se de una nueva vuelta al pliego de condiciones. Cabe recordar, que ya a los pocos días de aprobar el Consejo de Ministros este paquete de ayudas a finales del mes de abril, se tuvo que ampliar en nuevo decreto la discrecionalidad de las concesiones a más ramas de actividad de las previstas en un principio por Economía -al considerarse las más afectadas por las restricciones y la crisis sanitaria- en función de las necesidades en cada autonomía.

Doble beneficio para el Estado

Uno de los puntos clave de la propuesta que ha hecho llegar UPTA, una de las asociaciones representantes del colectivo al Gabinete de la vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, está en que si este dinero fuera a parar a la liquidación de atrasos y pagos de los autónomos y pymes con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social, se lograría un doble beneficio. Por un lado permitiría al Estado recuperar o cobrar parte de estos pagos demorados, que suponen una deuda de facto con la Administración Pública y por otro lado supondría que los afectados podrían volver a solicitar el resto de ayudas públicas desplegadas para el colectivo a nivel regional y local, ya que un requisito imprescindible en todas estas solicitudes es encontrarse al corriente de pago con las administraciones del Estado.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, valora que «el diálogo social en estos momentos está funcionando», pero exige al Gobierno de España que «escuche las demandas de ATA», en relación a las ayudas de 7.000 millones de euros para el colectivo de trabajadores por cuenta propia. Amor asegura que sus demandas se han tenido en cuenta en materia de los expedientes de regulación temporal de empleo (Erte) y en el cese de actividad, medidas que, a su juicio, «han paliado en gran medida la destrucción de empleo». «Son aspectos en los que el Gobierno ha ayudado socialmente a muchos autónomos y trabajadores», apunta.

El presidente de los autónomos ha señalado la gran «importancia» de las cifras de creación de autónomos en Andalucía -18.000- que se traducen en la generación de «50 autónomos cada día». Así, asegura que «Andalucía se va a convertir en locomotora de creación de empresas, autónomos y empleo» en los próximos meses.

Modificar requisitos

Para el colectivo de autónomos, el Gobierno debe establecer mecanismos que permitan a las comunidades autónomas cambiar las órdenes de ayuda y «con ello conseguir un doble efecto, por un lado, saldar deudas existentes con la administración central y por otro que los autónomos puedan acogerse a las ayudas de todas las administraciones».

Aseguran que uno de los principales problemas de este plan de ayudas reside en la obligatoriedad de mantener deudas vivas con proveedores o suministradores de bienes o servicios con anterioridad a la fecha de publicación del Real Decreto, además de establecer unos determinados supuestos que hacen referencia a las pérdidas contables, que al fin y al cabo aluden a gastos sin abonar por parte de la sociedad.

Asfixia de las pymes

La portavoz del PP en la Región de Murcia, Miriam Guardiola, denunciaba este lunes que «los autónomos y el pequeño y mediano comercio, pagamos la luz más cara de toda Europa», un hecho que supone «un pago de entre 200 y 300 euros más de media mensuales, un 35% más con respecto al año anterior», informaron fuentes del partido en un comunicado.

La popular apuntó así que «mientas Sánchez está de vacaciones, miles de autónomos y miles pymes están en la cuerda floja». «Son más de tres millones de autónomas en España, y más de 100 mil en la Región de Murcia, miles de comercios y empresarios», apunta. Asimismo, la diputada subraya que «desde el PP proponemos bajada de impuestos, bajada de tasas y que solo se pague por la energía consumida», para añadir que «solo así conseguiremos abaratar el precio de la luz».

En este sentido, Guardiola también destaca que «ahora que parece que se veía algo de luz, tras la crisis de la pandemia, al Ejecutivo de Sánchez no se le ocurre mejor idea que atacar directamente sobre los costes fijos de los comerciantes y empresarios», teniendo como consecuencia «la gran caída de la facturación y, en muchos casos, el inevitable cierre del negocio«. Y apuntaba que «desde primeros de junio estamos viendo cómo el coste de la energía ha ido subiendo, hasta alcanzar en agosto, en plena ola de calor, cifras desorbitadas, coincidiendo los tramos más caros del precio de la luz coinciden con el horario de la actividad comercial».

Fuente:

https://www.eleconomista.es/economia/noticias/11361873/08/21/Los-autonomos-apremian-a-Economia-para-liberar-5000-millones-de-ayudas-directas-aun-sin-conceder.html

Beneficios de tener un buen asesor fiscal.

Te aporta una valiosa sensación de seguridad

Lo primero es lo primero; cuando tienes un buen profesional en materia fiscal, puedes estar tranquilo en el momento que la empresa requiera presentar informes, responder o solventar posibles requerimientos de Hacienda. Esto es debido a que el asesor fiscal tiene muchas funciones y te podrá ayudar en todos los aspectos fiscales y tributarios

Este tiene la experiencia y los conocimientos para hacer una excelente gestión.

Puedes dedicarte a otros asuntos importantes

Una vez que delegas estas gestiones a un asesor fiscal, tendrás todo el tiempo para dedicarte a asuntos relacionados con tu negocio y dejar que esta persona se encargue de toda esta tramitación: declaraciones, impuestos, comunicaciones y otras acciones.

Evitas posibles sanciones

Uno de los principales errores de los emprendedores es creer que toda está bajo control y que presentar un informe a la Agencia Tributaria es una tarea sencilla, pero no es así. Presentarlo de manera incorrecta podría generar posibles sanciones. Y estas son las sanciones más comunes en los autónomos.

No olvidemos que cualquier presentación fraudulenta produciría sanciones a tu empresa, de este punto radica la importancia de contar con un asesor fiscal que actúe bajo el marco de la ley.

Autónomos en España: cómo afecta y cuánto sube la cuota con la subida del SMI

Si sube el SMI suben un 0,3% las cuotas de autónomos 

Desde el Ministerio de Asuntos Económicos no han especificado la cuantía del posible aumento del SMI, que actualmente es de 950 euros. Aunque la decisión de subir el SMI en los próximos meses aun no se ha tomado, la previsión es que vaya subiendo con el paso de los meses hasta alcanzar, al menos, los 1.094 euros en el 2023.

La subida no solo afectaría a los trabajadores por cuenta ajena y empresarios, también impactaría de manera directa en los autónomos y en la cuota mensual que pagan a la Seguridad Social. Si se sube el SMI, las cuotas de autónomos por contingencias profesionales y por cese de actividad pasarán de un 30,3% a un 30,6%. Las cuotas que no aumentarían su cuantía son las de contingencias comunes y la de formación profesional.

Por lo tanto, la cotización por la base mínima pasaría de 286 euros a 289 euros, en el peor de los casosLa cotización por la base máxima subiría de 1.233 euros a 1.245 euros mensuales. Este aumento supondría una subida de 36 euros anuales para los autónomos que cotizan la base mínima y de 144 euros para los que cotizan el máximo. Se trata de una subida que ya estaba planeada, ya que se incluía en los Presupuestos generales de 2021, pero que finalmente no se llevó a cabo por la complicada situación económica que atraviesa el país a raíz de la pandemia. 

Paralizada la reforma de la cotización de los autónomos

La reforma que estudiaba el Gobierno para que los autónomos coticen los ingresos reales está paralizada. Aún así, la intención del Gobierno de Pedro Sánchez, si la medida se lleva a cabo finalmente y es aprobada en el Congreso de los Diputados, es que entre en vigor en el 2023. Esta nueva normativa sería negativa para los trabajadores por cuenta propia, que empezarían a pagar hasta 934 euros más al mes.

Fuente: https://as.com/diarioas/2021/08/05/actualidad/1628152629_856449.html

El Gobierno crea una web para intentar contestar la avalancha de preguntas de los autónomos sobre los fondos europeos

Los autónomos deberían ser una parte crucial para la ejecución del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia (PRTR) que el Gobierno quiere poner en marcha en los próximos años. Ante ello, el Ejecutivo lanzó la semana pasada una nueva página web para dar respuesta a la avalancha de preguntas que se hacen los trabajadores por cuenta propia sobre los fondos Next Generation. A través de este nuevo portal, se les vuelve a informar someramente sobre cómo se va a repartir el dinero que debe llegar de Europa y sobre su gestión a través de las comunidades autónomas. También aborda las convocatorias abiertas en la actualidad, presenta algunas a las que los autónomos ya pueden acceder desde hoy y un buscador. 

Este plan financiado por la UE cuenta con un presupuesto de 140.000 millones de euros, de los cuales alrededor de 72.000 son ayudas fondo perdido. Se trata de subvenciones que se focalizan en los nuevos modelos energéticos, la movilidad eléctrica, I+D y formación. Entre todos ellos, destaca un objetivo fundamental que es específicamente la digitalización del tejido productivo español. El 17% del presupuesto de este plan irá destinado a autónomos y pequeños negocios en materia de digitalización. Sin embargo este nuevo portal web no aborda la cuestión esencial de dónde y cómo pueden acceder los trabajadores por cuenta propia a estas ayudas.

¿Quiénes pueden acceder a este plan? ¿Cuál es la cuantía de las ayudas? ¿Son a fondo perdido? ¿Hasta cuándo pueden solicitarse? Estas pueden ser alguna de las preguntas que muchos autónomos se estén haciendo respecto a al PRTR. Por el contrario, los trabajadores por cuenta propia que naveguen por este nuevo portal web del Gobierno no conseguirán respuestas detalladas del PRTR.

Un buscador de licitaciones y subvenciones para los autónomos

La nueva página del Gobierno enfocada a los fondos se limita a señalar que, conforme vaya llegando el dinero y se vayan activando las iniciativas, se irá publicando convocatorias de ayudas o de licitaciones en los ministerios, las empresas públicas estatales, las comunidades autónomas y los ayuntamientos u otras entidades locales.

El Ejecutivo ha dispuesto en esta nueva web un buscador o asistente de búsqueda para que los trabajadores por cuenta propia puedan acceder a las subvenciones, quizás lo más llamativo y útil de todo el portal. Para ello, el propio buscador irá preguntando al trabajador por cuenta propia respecto a la categoría que quiera acceder, ya sea una licitación pública o una ayuda. Asimismo, irá guiando al emprendedor si tiene o no experiencia previa en solicitudes de este tipo. De este modo, el trabajador por cuenta propia podrá buscar por actividad económica, organismo o ubicación geográfica.

Convocatorias a las que ya pueden acceder a los autónomos

Aunque muchos de los proyectos aún no se han puesto en marcha, éstos se irán ejecutando dentro de un marco estratégico de actuación, actualmente los autónomos ya pueden acceder a distintas convocatorias de ayudas entre las que destacan las siguientes:

  • Fondo Next Tech: Tiene como objetivo fomentar el desarrollo de proyectos digitales innovadores de alto impacto y la inversión en empresas en crecimiento (scale-ups).
  • Plan Moves III: Ayudas para la compra de vehículos eléctricos e híbridos enchufables como turismos, furgonetas o motos, así como la adquisición e instalación de infraestructuras de recarga de acceso público y de uso privado.
  • Rehabilitación energética de edificios
  • Integración de la Inteligencia Artificial y la robotización: Se financiará proyectos de investigación industrial o desarrollo experimental para la transformación digital de la economía y la sociedad en materia de inteligencia artificial.
  • Emprendedoras digitales: Se busca apoyar e impulsar, a través de la financiación, proyectos de emprendimiento digital femenino y reducir la brecha de género existente en este ámbito.
  • Proyectos de Investigación de Medicina Personalizada de Precisión: En esta materia, el Ejecutivo quiere fomentar el despliegue progresivo de la medicina personalizada de precisión en el sistema sanitario mediante la financiación de proyectos de I+D+I que hagan posible el desarrollo e implantación de acciones clínico-asistenciales que, bajo el concepto global de la medicina de precisión, permitan incrementar la eficacia en personas y servicios de salud de diferentes procedimientos de prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación.

El portal no entra en detalle sobre los objetivos para los autónomos

Ante la pregunta, “¿De qué manera tiene en cuenta el Plan de Recuperación a las pymes?”, el nuevo portal del Gobierno vuelve a enumerar los proyectos del plan y a derivar la búsqueda al dossier de 76 páginas de ‘Impulso a la Pyme’. Estos son algunos de los proyectos que el Ejecutivo menciona en su nuevo portal web :

  • La implantación del Programa Digital Toolkit para un millón de pequeños negocios: Este proyecto tiene como objetivo impulsar la digitalización de las pequeñas empresas (10 a 49 empleados), las microempresas (1 a 9 empleados) y los trabajadores autónomos de cualquier sector, elevando su nivel de madurez digital. Asimismo, la selección de los beneficiarios de esta ayudase realizará mediante convocatorias en concurrencia no competitiva. En este sentido, el programa subvencionará parcialmente la adopción de soluciones digitales básicas como la presencia en Internet de los negocios, la venta electrónica, ciberseguridad o marketing digital.
  • Programas Agentes de Cambio: Este programa tiene como objetivo apoyar al menos a 15.000 pequeños negocios y autónomos españoles en sus procesos de transformación digital. En especial, una ayuda para la incorporación de un profesional experto en digitalización durante un año con un importe máximo de 20.000 euros. Cabe destacar, que esta ayuda será exclusiva para los negocios que estuvieses adscritos a la Seguridad Social con fecha anterior a octubre de 2020.
  • Acelera PYME 2.0: A través de este proyecto, el Gobierno invertirá en ampliar la infraestructura de apoyo a la digitalización de los pequeños negocios. Para ello, pondrá en marcha servicios de asesoramiento y formación. En este sentido, se trataría de un órgano que actuaría como plataforma de asesoramiento, acompañamiento y soporte de todos los programas mencionados anteriormente.
  • Programa de Apoyo a las Agrupaciones Empresariales Innovadoras: Por otro lado, este programa busca fortalecer la cadena de valor de los diferentes sectores industriales, fomentando su digitalización y ayudando a las pymes para que no se queden atrás en la revolución digital.
  • Programa de Apoyo a los Digital Innovation Hubs (DIH): Se trata de un Programa de apoyo a los Digital Innovation Hubs (DIH), como estructuras de soporte que ayudan a las empresas a ser más competitivas, a través de la mejora de sus procesos de negocio y productivos a través del uso intensivo de las tecnologías digitales.
  • Plan de internacionalización para los pequeños negocios: Alrededor de 2.500 negocios podrán participar en proyecto de apoyo para su internalización. Para ello se apostará por una política activa de apertura de mercados y de lucha contra el proteccionismo, junto a un acompañamiento de las instituciones en materia financiera y de formación.
  • Estrategias de emprendimiento: Dicha estrategia contempla un conjunto de instrumentos para apoyar el emprendimiento innovador, incluyendo una Ley de startups, para crear un marco favorable para la constitución y crecimiento de empresas emergentes altamente innovadoras, y un fondo público-privado NEXT-TECH para escalar las start-ups en tecnologías disruptivas. Esta acción tendrá como objetivo a 6.900 emprendedores, de los cuales 2.000 irán dirigidas a autónomas y propietarias de negocios.

Fuente: ÁLVARO PÉREZ

https://www.autonomosyemprendedor.es/articulo/todo-digital/gobierno-crea-web-intentar-contestar-avalancha-preguntas-autonomos-fondos-europeos/20210726141936024873.html?utm_source=social&utm_medium=whatsapp&utm_campaign=share_button

¿Cuándo puede cambiar un autónomo de estimación directa a módulos?

Los autónomos cuentan con dos formas de calcular el IRPF que tendrán que abonar a Hacienda cada trimestre: el sistema de estimación directa y el de estimación objetiva. Sin embargo, no todos los trabajadores por cuenta propia tienen el poder de decisión para elegir un sistema u otro, pero algunos pueden cotizar en cualquiera de los dos.

Sistema de estimación directa

El sistema de estimación directa es el régimen de tributación del IRPF al que pertenece la gran mayoría del colectivo. No obstante, formar parte de él depende del volumen de facturación y el tipo de actividad que se desarrolle, por lo que no cualquier trabajador puede incluirse en él.

Este régimen tiendo dos vertientes que se diferencian por el resultado del cálculo de los rendimientos de sus actividades económicas: normal o simplificada.

Estimación directa normal

Dentro de este sistema se incluyen aquellos profesionales cuya cifra de negocio supere los 600.000 euros al año. Sin embargo, también se puede formar parte de él de manera voluntaria, aunque el resultado sea inferior.

Estimación directa simplificada

A este régimen pertenecen todos aquellos autónomos cuya cifra anual de negocio sea inferior a los 600.000 euros. También pueden formar parte aquellos cuya actividad no forma parte del régimen de estimación objetiva o no forma parte del régimen de estimación directa normal.

Sistema de estimación objetiva

El sistema de módulos, o estimación objetiva, se diferencia de los otros dos regímenes en que los impuestos no se miden en función del beneficio recaudado. En su lugar, se abonan según los parámetros que establece la Administración: los módulos.

Esto se debe a que es muy habitual que determinados autónomos cobren a sus clientes en efectivo, como los bares, los restaurantes, las carnicerías y pescaderías, entre otros pequeños negocios similares.

¿Cuándo puedo cambiar de sistema de tributación como autónomo?

No todos los autónomos pueden, es necesario que se cumplan ciertos requisitos. No obstante, aquellos que si pueden cambiar la opción de estimación directa a estimación objetiva o de objetiva a directa deben hacerlo en el mes de diciembre; para que el cambio se haga efectivo al empezar el siguiente año. Aunque también se puede llevar a cabo este cambio en el primer trimestre del año, presentando el modelo de pago a cuenta del IRPF que corresponda a la estimación elegida.

Para poder llevar a cabo este cambio, los requisitos son los siguientes:

– Llevar a cabo una actividad que esté incluida en la Orden que desarrolla el Régimen de Estimación Objetiva.

– No superar los límites establecidos de facturación para cada actividad.

– El volumen de ventas del ejercicio anterior no puede superar los 250.000 euros.

– Las facturas no pueden superar los 125.000 euros anuales.

– El volumen de compras no debe supere los 250.000 euros.

– No haber renunciado ni estar excluido del régimen simplificado de IVA o IGIC canario, o los regímenes especiales especial de Agricultura, Pesca o Ganadería.

– No realizar otras actividades que tributen en Estimación Directa Normal o Simplificada.

Foto: Foto: Dreamstime

Fuente: https://www.eleconomista.es/economia/noticias/11317303/07/21/Cuando-puede-cambiar-un-autonomo-de-estimacion-directa-a-modulos.html

Así es el método para calcular las cuotas de los autónomos a la Seguridad Social en 2021

  • Es clave la elección de la base de cotización por parte del profesional
  • Escrivá plantea una reforma del sistema que entre en vigor en 2022

El pago de las cuotas a la Seguridad Social es la mayor responsabilidad que el autónomo tiene al margen de los clientes. Estos profesionales han de tener en cuenta que hay que afrontar estas cantidades para estar al día con el organismo y, a su vez, poder optar a diferentes ayudas o prestaciones.

Pero, ¿qué cuota hay que pagar a la Seguridad Social? En la práctica, todo depende de la base de cotización que elija el autónomo. Se trata de la cantidad que el profesional por cuenta propia envía al organismo como referencia para cotizar por una cobertura de jubilación, incapacidad temporal o permanente, asistencia médica, viudedad u orfandad, entre otros.

Para 2021, y de momento hasta que aumente el Salario Mínimo Interprofesional, estas cuotas alcanzarán el 30,3% de la base de cotización. Aquí se incluye un 28,30% de contingencias comunes, un 1,30% de contigencias profesionales, un 0,90% de cese de actividad y un 0,10% de formación profesional, tal y como explica la Seguridad Social.

Así, habrá que aplicar este porcentaje a la base de cotización elegida. En 2021 la base mínima es de 944,40 euros (da lugar a unas cuotas de 286 euros mensuales) y la base máxima de 4.070,10 euros (1.232 euros mensuales), por lo que el autónomo puede elegir cualquiera de las cantidades comprendidas entre el mínimo y el máximo, pudiendo cambiar hasta en cuatro veces dicha base a lo largo del año.Esto es lo que deben hacer los autónomos para cobrar el 100% de la pensión y aumentar su cuantía

Sin embargo, hay excepciones en función de la edad: las personas que a 1 de enero de 2021 tuviesen 47 años y tuvisen bases de cotización inferiores a 2.052 euros solo podrán elegir bases de entre la minima y 2.077,80 euros.

Los autónomos de 48 años o más tendrán una base mínima de 1.018,50 euros a no ser que hayan cotizado al menos cinco años como autónomo.

Un ejemplo: así se calcula la cuota de autónomos

Pongamos el ejemplo de un autónomo que tiene 35 años y que acredita una base de cotización de 1.000 euros desde comienzos de año. Tiene que afrontar un pago del 30,3% de dicha base, por lo que este se eleva a 303 euros mensuales.

Si, pasados unos meses, justo a mitad de año, decide cambiar su base de cotización y elevarla a, por ejemplo, 1.500 euros, durante los otros seis meses del año ha de pagar el 30,3% de esa cantidad: 454,5 euros.

Así será la reforma de las cuotas que plantea Escrivá

Este es el sistema que impera actualmente, pero está sujero a revisión y probablemente cambie en 2022, fecha en la que se prevé la entrada en vigor del nuevo sistema de cuotas para autónomos ideado por José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Este nuevo sistema, llamado de tramos por ingresos reales, contará hasta con 13 tramos diferentes a elegir por parte de los autónomos, que podrán ir cambiando de uno en otro según sus preferencias y por hasta seis veces cada año.

Fuente: https://www.eleconomista.es/economia/noticias/11308940/07/21/Asi-es-el-metodo-para-calcular-las-cuotas-de-los-autonomos-a-la-Seguridad-Social-en-2021.html

Foto: Dreamstime.

CUATRO PRESTACIONES CON DIFERENTES CUANTÍAS Cuánto pueden cobrar los autónomos con las nuevas ayudas por cese de actividad

Los autónomos podrán solicitar hasta septiembre cualquiera de las cuatro prestaciones por cese de actividad disponibles desde el 1 de junio. Esto es lo que cobrarán con cada una de las ayudas. 

Cuanto antes se soliciten estas ayudas, mejor, ya que esta vez, en la mayoría de los casos, las prestaciones se empezarán a abonar desde el primer día del mes siguiente a la solicitud (antes era desde el día siguiente). Por lo tanto, si un autónomo lo solicita en este mes de junio, cobrará el dinero y estará exento desde el 1 de julio, mientras que si lo solicita el 1 de julio, empezaría a cobrar y a beneficiarse de las exenciones desde el día 1 de agosto. 

Pero esta no es la única novedad en las prestaciones. En algunas casos, también ha cambiado la cuantía a la que podrán acceder los autónomos solicitantes en las diferentes modalidades de cese de actividad. Así pues, dependiendo de las circunstancias y de la ayuda a la que accedan, la cuantía a cobrar podrá ser, o bien un 50% de la base mínima (460 euros), o bien un 70% de la base de cotización del autónomo (es decir, entre 660 euros y 995 euros, ya que el máximo está topado en un 175% del IPREM de 2021). 

¿Cuánto cobra un autónomo en cada una de las ayudas por cese de actividad? 

El Real Decreto Ley 11/2021 regula las nuevas ayudas hasta el próximo 30 de septiembre y establece los requisitos de las cinco nuevas modalidades: cuatro distintas prestaciones, de las que dos son para cubrir a los autónomos que esperan en los próximos meses una caída de ingresos y baja facturación, otra para casos en los que la autoridad sanitaria correspondiente les cierre el negocio, y una última para cubrir a los trabajadores por cuenta propia de temporada. Así mismo, y como novedad, se pone en marcha una exoneración en las cuotas hasta septiembre que, como ocurrió el verano pasado, será decreciente mes a mes y cubrirá a todos aquellos autónomos que, habiendo percibido el cese de actividad hasta mayo, no pidan las demás prestaciones.   

POECATA: prestación de un mínimo de 661 euros y un máximo de 995 euros

A partir de junio, los autónomos que todavía conserven periodo contributivo -es decir, aquellos que lo hayan empezado a cobrar más tarde de octubre de 2020, o que cotizaran por cese antes de 2019, por ejemplo- podrán acceder de nuevo a la prestación compatible con la actividad hasta septiembre. Este cese de actividad será, una vez más, del 70% de la base de cotización del autónomo.  

Esto significa que la cuantía de la prestación que cobre cada autónomo dependerá de la suma de las bases por las que haya cotizado en los últimos 12 meses. Tras calcular la media de cotización en el año previo a su solicitud, se determinará la cuantía, siendo 661 euros lo mínimo que podría cobrar – si cotiza por la mínima de 945 euros- y 995 euros la máxima, ya que lo máximo que se puede percibir está topado en un 175% del IPREM para 2021 (que es de 564 euros). 

Así pues, a partir de una base de cotización de 1.370 euros, la cuantía mensual a percibir por el autónomo pasará a estar topada en los 995 euros. 

Sólo 460 euros si el autónomo está en pluriactividad

Cabe recordar que la prestación será el 50% de la base mínima de cotización que corresponda en función de la actividad, para los autónomos que estén en pluriactividad. Es decir, en este caso, los trabajadores por cuenta propia percibirán una cuantía fija de 460 euros, independientemente de la base por la que hayan estado cotizando.

Durante el tiempo que esté percibiendo el autónomo esta prestación deberá ingresar a la Tesorería General de la Seguridad Social la totalidad de su cuota mensual. Luego, la mutua le abonará al trabajador por cuenta propia, en un mismo ingreso junto con el importe de la prestación, el importe de las cotizaciones por contingencias comunes, que son alrededor del 98% de lo que paga el autónomos.

Esto significa que si el autónomo cotiza sobre la base mínima de 944,40, la mutua le devolverá 267,26 euros y el autónomo asumirá 18,88 euros. Es decir, cobrará 661 euros de la prestación en este caso, más 267 euros de las cuotas que pagó a final de mes y se le devuelven.

Prestación extraordinaria para aquellos que no puedan acceder a la POECATA: 460 euros fijos

Como novedad, los autónomos que a 31 de mayo de 2021 vinieran percibiendo alguna de las prestaciones de cese de actividad del Real Decreto-ley 2/2021, de 26 de enero y no puedan causar derecho a la prestación compatible con la actividad (POECATA), podrán acceder a partir del 1 de junio de 2021 a la prestación de cese de actividad extraordinaria.

Esta nueva modalidad acogerá a todos aquellos que además de no poder acceder a la POECATA cumplan algunos requisitos como encontrarse dados de alta a 1 de abril de 2021, o no tener rendimientos netos fiscalmente computables procedentes de la actividad por cuenta propia en el segundo y tercer trimestre de 2021 superiores a 6.650 euros. Además, deberán acreditar en el segundo y tercer trimestre de 2021 unos ingresos fiscalmente computables de la actividad por cuenta propia inferiores a los habidos el primer trimestre de 2020. Aunque, parece ser que esta vez no se ha fijado un porcentaje de caída de ingresos específico para el acceso.

La cuantía de esta prestación extraordinaria será del 50% de la base mínima de cotización, y no de la base de cotización del autónomo. Es decir, sería, por norma general, de 460 euros fijos al mes.  

Sólo 378 euros si se vive con otro solicitante de la prestación

Ahora bien, la prestación será de un 40% de la base mínima cotización que corresponda por la actividad desarrollada para el caso de que convivan en un mismo domicilio personas con vínculo familiar o análogas donde dos o más miembros tengan derecho a esta prestación. Es decir, 378 euros fijos al mes para cada uno de los convivientes solicitantes.

Al igual que sucede con la POECATA, durante el tiempo que esté percibiendo el autónomo esta prestación deberá ingresar a la Tesorería General de la Seguridad Social la totalidad de sus cotizaciones. Luego, la mutua le abonará al trabajador por cuenta propia, en un mismo ingreso junto con el importe de la prestación, el importe de las cotizaciones por contingencias comunes, que son alrededor del 98% de lo que paga el autónomos.

Esto significa que si el autónomo cotiza sobre la base mínima de 944,40 la mutua le devolverá 267,26€ y el autónomo asumirá 18,88€. Es decir, cobrará 460 euros, por norma general, de la prestación, más 267 euros de las cuotas que pagó a final de mes y se le devuelven. 

Prestación extraordinaria por cierre de la actividad: 661 euros fijos

Una vez más, el nuevo decreto también prorroga la prestación extraordinaria por suspensión de la actividad decretada por las autoridades sanitarias. Frente a posibles rebrotes del virus, a partir del 1 de junio de 2021 aquellos autónomos que se vieran obligados a suspender todas sus actividades como consecuencia de la adopción de medidas restrictivas por parte de autoridad competente tendrán derecho a una prestación económica extraordinaria. 

Como hasta ahora, para acceder a esta prestación tan sólo hará falta haber sufrido el cierre por decreto de la Administración. Precisamente la fecha de cierre es el momento desde que el autónomo podrá solicitar esta prestación ante su mutua, rellenando el formulario correspondiente y firmando una declaración responsable. 

En este caso, la cuantía será del 70% de la base mínima de cotización que le corresponda a la actividad, es decir, 661 euros por norma general, independientemente de la base por la que cotice. 

Sólo 378 euros si vive con otro beneficiario de la prestación

Sin embargo, la cuantía será de un 40% de la base mínima de cotización, es decir, 378 euros,  cuando convivan en un mismo domicilio personascon vínculo familiar o análogas donde dos o más miembros tengan derecho a esta prestación. 

Esta vez, el autónomo no deberá abonar en ningún caso las cuotas durante el tiempo que permanezca cerrado, por lo que estará completamente exento del pago de sus cotizaciones.

Prestación extraordinaria para autónomos de temporada: 661 euros fijos

Por último, se vuelve a recoger en este decreto una prestación extraordinaria de cese de actividad para los trabajadores autónomos de temporada. 

Para acceder a ella, se exigen, entre otros requisitos, haber estado de alta y cotizando como trabajador autónomo durante un mínimo de 4 meses y un máximo de 7 meses de cada uno de los años 2018 y 2019, siempre que al menos, ese marco temporal, haya estado de alta 2 meses de junio y septiembre del año 2018 y del año 2019. Además de no haber estado de alta por cuenta ajena durante más de 120 días durante 2018 y durante 2019 y -como novedad- no haber estado en alta o  más de 60 días durante el segundo y tercer trimestre de 2021.  

En este caso, sucede al igual que con la prestación extraordinaria por cierre de la actividad, es decir, la cuantía de la prestación será la equivalente al 70% de la base mínima de cotización que corresponda, 661 euros fijos, por norma general. Durante la percepción de la prestación, el autónomo estará exento de abonar su cuota.

FUENTE: https://www.autonomosyemprendedor.es/articulo/actualidad/cuanto-pueden-cobrar-autonomos-nuevas-ayudas-cese-actividad/20210625143246024699.html